Cristo Románico

Lema

Pies que caminan juntos.  Corazones que sienten juntos y juntos viven lo que Silos es y significa.





Museo de Instrumentos

Museo de Instrumentos

La idea de crear un museo de instrumentos musicales nace de la ilusión de la Abadía Benedictina, se hace realidad por las gestiones de la Asociación y la colaboración material de ambas entidades y la subvención del Programa Europeo Leader II - Agalsa. El objetivo fue poder presentar al visitante de Santo Domingo de Silos otras alternativas culturales aparte del Claustro románico

El punto de partida fue la adquisición, a finales de 1994, de la llamada "Casa Cárcel" de la calle de las Condesas. Cuatro años después se elabora el proyecto, se obtuvo la licencia de obras y se iniciaron los trabajos de rehabilitación, que concluyeron en mayo de 2000.

El Museo enlaza perfectamente con la tradición musical de Silos a través del canto gregoriano, con el que los monjes oran cada día en las distintas "horas".

El inmueble.

El solar tiene una superficie de 171,64 metros cuadrados. Está fechada en 1624, según la heráldica que ostenta en su fachada, flanqueada por dos escudos. Estos representan en campo abierto una pica o lanza, en la parte izquierda, mientras que en la derecha se aprecia una bandera sujetada por una mano. Completan el escudo cinco estrellas de cinco puntas y dos cruces de Calatrava. Dicha cruz aparece también en la clave de la puerta principal.

La fachada oeste del edificio embellece la emblemática calle de las Condesas y la norte, con su digna sobriedad, se asoma a una de las placitas más bellas de Silos, con sus soportales de marcada estampa castellana y las puertas blasonadas de sus casas.

Sus bajos presentan por la fachada norte ventanas asaeteadas, y fueron utilizados como calabozo. Su origen hay sin duda que entroncarlo con algún caballero de la Orden de Calatrava.

Su estado de conservación era lamentable. Sólo estaban en pie las fachadas del edificio que además acusaban importantes deterioros tales como grietas, desplomes, disgregamientos y pérdida de mortero en las juntas de la mampostería.

En la intervención se trató de respetar al máximo la fisonomía exterior original del edificio, para lo que se consolidaron los muros de mampostería de piedra que perduran -corrigiendo sus defectos, para evitar futuras deformaciones reparando las grietas y consolidándolos en su totalidad-, sin alterar el tamaño y disposición de los huecos. Únicamente se devolvió a su estado primitivo una puerta existente en la fachada principal que originariamente era ventana.

La rehabilitación

El edificio consta de dos plantas y una porción adicional bajo cubierta que suman una superficie total construida de cuatrocientos metros cuadrados.

La planta baja tiene una superficie total de 170 metros cuadrados y cuenta con la sala principal del museo al que se accede a través de un vestíbulo. Junto a él se sitúa un área de publicaciones y venta de recuerdos así como para la venta de entradas y control.

La sala recibe iluminación natural a través de un lucernario situado en cubierta que no es visible desde el exterior y que se trasluce mediante un hueco vertical colindante con la escalera al resto de las plantas.

La primera planta tiene una superficie de 150 metros cuadrados y mantiene el uso de museo comunicada espacialmente con la sala inferior a través del citado hueco de forjado. En la segunda, la planta de entrecubierta, se ha dispuesto una sala de uso múltiple donde se pueden proyectar videos relacionados con el contenido del museo o realizar conferencia, tiene una capacidad para unas treinta personas sentadas. En esta planta es en la que se aprecia el lucernario que se trasluce a todas las plantas y que además regulariza los faldones quedando resuelta a dos aguas.

El Museo

Bajo el título "Los Sonidos de la Tierra" el museo fue inaugurado el 7 de junio de 2000 con instrumentos de diversos puntos del mundo (Japón, Bolivia, Madagascar, China, India, Burkina Fasso, Togo Turquía, México o Marruecos, por ejemplo) de los coleccionistas Joaquín Díaz, Luis Delgado, José Luis Loidi y Cuco Pérez, así como de otros de la propia Abadía.

La exposición se distribuye en dos plantas y se articula siguiendo la clasificación de los instrumentos en cuatro grandes familias: aerófonos, cordófonos, membranófonos e idiófonos.

Pero como los museos son algo vivo, en 2007 se retiraron los de José Luis Loidi y se incorporaron otros del también importante coleccionista Carlos Blanco Fadol y de algunas donaciones particulares.

También en 2007 se editó un disco CD-Rom interactivo a modo de catálogo en el que se recoge la creación de este museo y en él se estructuran sus contenidos en seis apartados, acompañados de una rica y variada fotografía. Con él se pretende responder a la demanda de los visitantes en consonancia con las nuevas tecnologías y posibilita escuchar el sonido de unos veinticinco instrumentos.

En su creación se contó con la colaboración de los musicólogos Joaquín Díaz y Luis Delgado, así como de Luis y Miguel Vincent en los trabajos de diseño y programación. La fotografía y montaje corrió a cargo de José Bosco e Ibón Hormaechea.

Asimismo, el Museo ofrece guías didácticas destinadas a estudiantes de Educación Primaria y Secundaria, para poder seguir la visita y disponer de un documento de trabajo.

HORARIO DE VISITAS

* Únicamente está abierto de MAYO A OCTUBRE:

SÁBADOS, por la mañana de 11 a 13:30 y por la tarde de 17 a 18:30.
DOMINGOS, por la tarde, 17 a 18:30.

 



Conoce el Museo de los Instrumentos

Conoce el Museo de los Instrumentos

Ven a conocer el Museo de los Instrumentos. Este original museo de instrumentos musicales de todo el mundo nace de la asociación de...


Asociación Amigos de Silos
C/ Santo Domingo, 1 – Monasterio de Santo Domingo de Silos
09610 · Burgos · España
info@asociacionamigosdesilos.es


Suscripción boletín email